Comisión Nacional de los Derechos Humanos – RD

Inicio » Cartas » Carta a la presidencia de Guatemala sobre muerte niñas de Hogar Seguro Virgen de la Asunción

Carta a la presidencia de Guatemala sobre muerte niñas de Hogar Seguro Virgen de la Asunción

Santo Domingo, 29 de marzo de 2017

Sr. Presidente            

Jimmy Morales Cabrera

Palacio Nacional de Guatemala

Ciudad de Guatemala

República de Guatemala

c.c.

Procurador de los Derechos Humanos

Jorge Eduardo De León Duque

Vía: Excelentísimo Embajador  Rudy Coxaj

        Representación diplomática de la República de Guatemala en la          

        República Dominicana

 

Asunto: Muerte niñas de Hogar Seguro Virgen de la Asunción

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, organización defensora y promotora de los Derechos Humanos, con membresía de la Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH) junto a las demás organizaciones abajo firmantes, representativas de amplios sectores de la sociedad civil dominicana, expresamos nuestro más sentido pésame a las familias de las 40 niñas fallecidas en el incendio ocurrido el pasado día 8 de marzo en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Podemos sin temor a equivocarnos calificar la tragedia como un crimen de Estado ya que el centro Hogar Seguro  Virgen de la Asunción  era gestionado por la Secretaría de Bienestar Social del Gobierno de Guatemala.

Desde años, tanto la Oficina del Alto  Comisionado para los  Derechos Humanos de las Naciones Unidas, cuanto el Procurador de los Derechos Humanos, el Juzgado de Primera Instancia de Niños, Niñas y Adolescentes del Área Metropolitana y la organización Refugio de la Niñez, estaban alertando las autoridades correspondientes sobre la grave situación del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, con casos documentados de violaciones, abusos sexuales, desapariciones de niños y niñas, trata de personas.

Además de todo esto, a pesar de tener una capacidad para 500 personas, según datos de la  Subsecretaria de Protección y Acogimiento de la Niñez y Adolescencia, en el centro vivían alrededor de 800 niños y adolescentes.

Lo ocurrido abre el telón de forma trágica sobre la situación en la que vivían niñas, niños y adolescentes en el “infierno”,  como le decían al centro para menores Hogar Seguro.

Es de dominio público que las niñas fallecidas, cuando se inició el fuego estaban encerradas “bajo llave” por castigo en un cuarto no más grande de cuatro metros, como denunciado por una sobreviviente, ya que el día anterior en un motín se habían fugado unos 60 adolescentes. Horas después de la fuga, todos los adolescentes habían sido encontrados y retornados al centro. Y castigados. Algunas niñas, las que estaban encerradas en el cuarto decidieron subir el nivel de la protesta en contra de los maltratos, abusos y violaciones aprovechando la fecha del 8 de marzo, quemando una colchoneta en un cuarto de apenas pocos metros. Nadie les abrió cuando el humo empezó a llenar el pequeño espacio y las llamas a quemar sus cuerpos. Sus  gritos pudieron ser escuchados en toda la estructura y en los alrededores, sin embargo a sus amiguitos se les prohibió acercarse a la puerta.

¡Señor presidente, esto es inaceptable para un país que recibe cuantiosas contribuciones y  capacitación constante de parte de los organismos internacionales de derechos humanos a fines de implementación de políticas públicas a defensa y protección de la infancia!

Exigimos por lo tanto lo siguiente:

  • Una investigación seria y exhaustiva de los hechos y de las responsabilidades personales e institucionales tanto previas al 8 de marzo cuanto durante el mismo acontecimiento de los hechos, a fines de garantizar el acceso a la justicia y a la reparación de las víctimas.
  • La implementación inmediata de políticas públicas y de reformas estructurales para  garantizar un efectivo sistema de  protección de la niñez acorde a la Convención de los Derechos del Niño y los demás tratados y convenios internacionales a protección de la infancia firmados y ratificados por el Estado de Guatemala.
  • Fortalecer la capacitación y la especialización del personal de las instituciones del Estado que trabajan directamente a contacto con niños, niñas y adolescentes ya que al parecer las niñas del hogar estaban denunciando abusos cometidos  por parte del personal que las cuidaba.
  • Poner fin a la institucionalización sistemática de niños, niñas y adolescentes. De hecho esta medida según la Convención de los Derechos del Niño y las Directrices de Naciones Unidas sobre las Modalidades Alternativas de Cuidado de los Niños debe representar siempre el  último recurso y una medida de carácter  temporal y excepcional por el impacto negativo que tiene sobre los niños, niñas y adolescentes.

Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH-RD)

Plataforma Interamericana Derechos Humanos Democracia y Desarrollo (PIDHDD-RD)

Movimiento Mujeres Trabajadoras (MMT)

Corriente Magisterial Juan Pablo Duarte (CMJPD)

Juventud Caribe (JC)

Movimiento Trabajadores Independiente (MTI)

Feflas (Frente Estudiantil Flavio Suero)

Red Nacional de Jóvenes Voluntarios de la CNDH (RNJV)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadísticas del blog

  • 19,364 hits
A %d blogueros les gusta esto: